Algunos datos sobre la seguridad de las y los jóvenes en internet en España

Posted by on 26/03/2020

Con la llegada de las tecnologías de la información y las redes sociales, es habitual que las familias se interesen por el uso que les dan sus hijos e hijas. ¿Sabías que, en 2014, casi el 60% de jóvenes ya utilizaba internet todos los días? Y, si eran mayores de 15 años, la cifra ascendía hasta el 85%.

Así lo indica la Encuesta sobre hábitos de uso y seguridad de internet de menores y jóvenes en España realizada por el Ministerio del Interior en junio de 2014. La encuesta analizó las respuestas de más de 2.500 personas: jóvenes de entre 10 y 17 años y sus familias. En este post te resumimos algunas conclusiones y datos interesantes.

Las familias confían en sus hijas e hijos

La mayor preocupación de padres y madres en cuanto a la seguridad en internet es que personas extrañas traten de contactar con sus hijas e hijos. También les inquieta que puedan ser víctimas de delitos, que sufran maltrato o vejación por parte de otras personas y que vean material inapropiado. Sin embargo, la mitad de las familias consultadas permiten a sus hijos e hijas usar servicios de mensajería y navegar o ver vídeos por internet en cualquier momento y sin supervisión. La única medida de seguridad con que cuenta la mayoría de las familias (concretamente, el 72,1%) es un filtro antivirus o antispam, mientras que el uso de herramientas de control parental u otro tipo de programas de bloqueo o seguimiento de webs inadecuadas es significativamente menor (38,1% y 19,2%, respectivamente). 

Más de la mitad de las familias afirman que han hablado con sus hijas e hijos sobre cómo hacer un uso seguro de internet y casi tres cuartas partes consideran que sus hijas e hijos serían capaces de afrontar cualquier cosa que les disgustara o preocupara en internet.

Sin embargo, mientras que el 15% de los padres y madres indica que sus hijos o hijas han visto algo por Internet que les ha disgustado o molestado en los últimos 12 meses, esta cifra se eleva hasta el 26% en las respuestas ofrecidas por los menores. Habitualmente los contenidos a los que se refieren son mensajes desagradables o hirientes. Asimismo, más del 40% afirma haber visto imágenes “groseras” y desagradables, entre ellas, algunas violentas y otras de contenido sexual. 

Las familias son la referencia para las personas menores de edad en cuanto a seguridad en internet

Las personas jóvenes tienen como referencia a sus familias a la hora de recibir consejos sobre el uso seguro de internet. El 89% ha obtenido este tipo de información de su familia, un 69% del profesorado en los centros educativos y más de un tercio la ha recibido de las fuerzas de seguridad y el 92% consideró útiles e interesantes los consejos recibidos. Padres y madres son también las primeras personas a las que la mayor parte de menores acuden en caso de encontrarse ante alguna situación molesta en internet. 

Ante una situación desagradable, los chicos piden menos ayuda que las chicas

La encuesta no ofrece muchos datos desagregados por sexo, pero nos da algunas pistas en cuanto a las diferencias entre chicas y chicos que concuerdan con lo que indica el reciente informe de EU Kids Online. El porcentaje de chicas menores de edad que tienen un perfil privado en una red social es superior al de chicos (53% frente a 43%) y también muestran su foto en mayor medida que ellos (75% respecto a 56% de los chicos). Las chicas también refieren más habitualmente haber sufrido alguna actuación molesta, sobre todo mensajes desagradables, mientras que en los chicos es más común haber visto imágenes desagradables al navegar por internet, a través de ventanas emergentes o páginas de vídeos. A la hora de buscar ayuda ante una situación incómoda o preocupante, las chicas acuden en mayor proporción que los chicos a su familia (75% frente a 66%) o a una amiga o amigo (63% frente a 51%). 

En general, las chicas están más dispuestas a hablar con alguna persona de lo que les está pasando, mientras que el porcentaje de chicos que prefieren no comentar lo que les sucede con nadie es más alto (14% frente a 3%). 

Qué podemos hacer

El uso de internet es habitual entre chicas y chicos cada vez más jóvenes y su función como herramienta de comunicación no para de crecer. Ante esta situación, y sabiendo que las familias son la referencia tanto para obtener información sobre usos seguros como para pedir ayuda en caso de alguna dificultad, es importante que padres y madres se involucren en la vida digital de sus hijos e hijas igual que lo hacen en su vida fuera de internet.

Saber quiénes son sus amistades en las redes sociales, conocer las páginas que visitan y en las que pasan tiempo, interesarse por su mundo digital y compartir información sobre el buen uso de internet y la protección de su privacidad online son algunas claves para que los menores puedan disfrutar con seguridad de la red. 

Simple Business by Nimbus Themes
Powered by WordPress